La pareja compró la mansión en 2013 por 11 millones de dólares
La mansión cuenta con piscinas, gimnasio y pista de baloncesto
Han ampliado la propiedad de 10.000 metros cuadrados a 14.000
La mansión está en el exclusivo Bel Air, Los Ángeles
La mansión también tiene salón de belleza, cine y un gimnasio
Los retretes de la mansión estarán bañados en oro
La propiedad tiene incrustaciones de cristales de Swarovski
La pareja pretende doblar el precio de la propiedad con la reforma
Entre la reforma, el cambio de posición de la piscina exterior