Doscientos cincuenta jueces evaluarán las casas