'Brilli brilli' para ir divina también 'de diario': en Navidad, resplandece las 24 horas