¿Irías de smoking a una boda?