Felipe y Letizia, los reyes del Facebook